El hábito de ingerir algo dulce después de comer

¿Eres de los/as que necesitan rematar una buena comilona con algo dulce? Tranquilo/a, no es porque seas una persona ansiosa, es normal, ¡tenemos la explicación para ello!

Una de las teorías por la que habitualmente se nos antoja picar algo dulce después de las comidas aunque nos hayamos quedado satisfechos/as, es porque desde pequeños se nos acostumbra a este hábito de comer postre, y de esta forma lo asociamos a que es lo que va a determinar que nos quedemos satisfechos.

Pero hay otra teoría más científica que cuenta que este hábito va unido a nuestro estado de ánimo y a la producción de la hormona de la felicidad, que se llama serotonina. Si estás estresado, cansado o triste, nuestro cuerpo buscará serotonina, por tanto tendremos la necesidad de ingerir estos alimentos.

También cuando consumimos muchos carbohidratos hace que tengamos un pico de azúcar. Pero igual que sube, bajará y tendremos la necesidad de recargar energía otra vez. Por eso se recomienda comer bien, donde abundan los vegetales, y una porción equilibrada de carbohidratos y proteínas que dependerá de los hábitos de cada persona. Así, el azúcar aumentará de forma más lenta y evitaremos la sensación de necesitar dulce.

Aunque busquemos una teoría, la verdad es que no hay quien se resista a un dulce. Y en Kion & Sui tenemos unos postres caseros a los que es imposible resistirse, como la exquisita tarta de maracuyá y el típico postre cantonés Naihuang bao frito con toque de miel, relleno de crema de huevo y acompañado de una bola de helado de vainilla

¡Déjate seducir!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies